TIENDA  A LA CIUDAD DE LONDRES

 

 Surgio en la calle Florida con el nombre de “Los Salones Argentinos” hacia el año 1872 con sólo siete empleados, el impulso de los hermanos Jean y Hugo Brun facilitó su crecimiento, lo que los llevó a instalarse en el local que perteneciera  en aquellos años a la  conocida tienda del francés Arnal, llamada “La Porteña”. Esta tienda  se extendía por  la calle Peru , desde Avenida de Mayo a Victoria, actual Hipólito Yrigoyen, con ingreso principal por el número 46  de la primera de las calles mencionadas.

Poseia una aravillosa arquitectura interior, con una gran escalera de honor, esculturas y  moderna iluminación a gas, tenía además bien nutridas vidrieras de exhibición hacia las tres arterias que llevaron a “A la Ciudad de Londres” a ser considerada en sus tiempos una de las tiendas más elegantes de Buenos Aires.

 Iniciaron un tratamiento personalizado al cliente, que incluía la devolución de la mercadería si ésta no le resultaba satisfactoria, así como el regalo de globos y juguetes a los niños acompañantes.

 Fueron  pioneros de las ventas a precio fijo,  también fue pionera en ofrecer a su personal un porcentaje por las ventas y premios sobre la comercialización de determinados productos.

El 19 de agosto de 1910 el edificio de esta tienda se incendió, resultando completamente destruidas sus instalaciones y las mercaderías. Los bomberos salvaron varias vidas, con la colaboración de marineros de la Prefectura.

 El 10 de octubre del mismo año, la tienda volvió a inaugurarse, ahora en Carlos Pellegrini esquina Corrientes 999 y bajo el rubro Jean Brun y Cia. Ltda.

 En el mismo sitio funcionara después la tienda de ropa masculina Los 49 Auténticos y luego la Editorial Kapelusz. En la actualidad hay una confitería.

Esta empresa tenia casas de compras en Londres , Paris, New york etc , De allí recibía mercaderías de los diversos ramos: lencería, blusas , modas y confecciones para niñas y niños, bazar y menaje, modelos y confección para señoras, sedas y tejidos, tapicería, mueblería y adornos, mercería, platería, instalaciones para baños, cubiertos, tocador y perfumería, bonetería, artículos para viaje, zapatería, ajuares para novias y recién nacidos, etc, etc ,etc ., Considerandose la mas basta y surtida de Sud america .

 Si en 1872 empleaba siete trabajadores, para 1916 su número era de  mas de mil, sin contar los más de 2.500 que fabricaban prendas a domicilio para la firma. Treinta coches especiales y diez carros eran utilizados para los repartos a domicilio y el movimiento de la mercadería desde los talleres, ya que tenía sus depósitos en Barracas.

 

Hacia 1930, lejos ya de sus años de esplendor, promocionaba saldos y retazos, lotes de indumentaria femenina , Ropas para niños y adolescentes, Etc .